15/11/12 [TEXTO] Rio Arsilla – Domingos Martins, por Valentina Sandoval

La sierra de montanhas a lo lejos es azul
vamos por una envolviente carretera verde
paralela al rio anaranjado,
marcante rio ocre,
rio arcilla.

La familia de Chapeixes viajo con cámara y pincel
a la rivera que está más próxima a una naciente de luz.
Luz que es el agua,
agua que es la fuente
fuente para un puente
uma ponte.
Uma vera que vem de las venas de la naciente.
Y siente!
y se protege
se resguarda
se hace en silencio,
entre el mato.
Y si yo la mato?
qué crédito puedo tener?
Não acredito!
Volver a la memoria de este viaje es ir al Rio Jucú, el ser vivo de las multiples personalidades, el rio cambiante de ritmo y cuerpo.
El uso de casco Chapeixe es primordial para este mergulho, para proteger la poesia y ver el rio con la cabeza puesta en el agua, o al pez puesto en el corazón o al rio como una razón y con razón! Si el rio es esa pulsión que va hasta el corazón y nos bombea con la bendición y la oportunidad y el derecho de beber um golinho en la manhana o en la banhera. Agua que nos alimenta, que nos mantiene vivos, esa agua que debe ser salud.
Hasta para brindar con cachaça, necesitamos agua, así que los borrachitos y todos los seres sin excepción en el mundo debemos sentirnos agua y protegerla y respetarla y amarla, porque es tan vulnerable que cualquier gota de codicia, de ambición, de agrotóxico, de sangre derramada por la guerra, de inconciencia la contaminará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *